Compras por Internet

UNA GUIA PRÁCTICA

En verdad es muy emocionante saber que podemos adquirir casi cualquier bien por internet incluso hasta autos ya podemos ordenar, es el sueño lejano que las generaciones pasadas imaginaban aunque no se tenía la precisión absoluta de cuando iba a suceder, sin embargo este fenómeno tan emocionante no se ha podido vivir plenamente aun en México por razones tanto culturales, técnicas, políticas y bancarias.

Muchas de estas razones dependen del concepto que tenemos como sociedad mexicana de la banca, así como de la paranoia algunas veces justificada sobre el uso de las tarjetas de crédito que adicionada con el desconocimiento de cómo se manejan los intereses y promociones relativas a estos, crean un escenario perfecto para la desconfianza del usuario.

Y este fenómeno paranoico no es exclusivo del internet, en las tiendas, restaurantes, establecimientos y hasta instituciones oficiales con terminal punto de venta se teme mucho al pagar con tarjeta tanto de débito como de crédito, puesto que se cree que de alguna manera se corre el riesgo de que personal no confiable clone nuestros datos y nos meta el famoso Gol con todas las complicaciones y momentos bochornosos que le siguen a dicha experiencia.

Lo más preocupante del asunto es que está justificado tener el miedo, sin embargo como dice el miedo “No por miedo a los coyotes vamos a dejar de criar gallinas” no podemos dejar de hacer uso del dinero electrónico, simplemente es mejor como en la mayoría de los casos dedicar un poco de tiempo a la investigación sobre el correcto uso del dinero electrónico y los procesos detrás de las transacciones o bien podemos seguir leyendo los siguientes diez minutos muy atentamente y encontraremos sin duda consejos invaluables.

Otro miedo que no permite a mucha gente comprar en internet es que tienen una creencia que cuando ellos efectúen un pago será imposible un reembolso en caso de que la tienda en línea decida no enviar el artículo, esto es en un ochenta por ciento mentira y el otro veinte por ciento que podríamos poner en duda no sería conveniente para una página seria generar este tipo de problemas.

¿Entonces puedo tener reembolso?

Claro que sí, una de las ventajas que se tienen como cliente en compras por internet es la réplica que se puede ejercer tanto en instituciones como Profeco y el banco emisor de tu tarjeta. Supongamos compramos un par de zapatos por internet, lo primero que tenemos que hacer es revisar en que sitio estamos comprando, de preferencia que cuente con garantías postventa y de soporte, ejemplo: “si no te quedan los zapatos los cambiamos gratis sin costo, válido hasta 10 días” esta es una garantía muy clásica y confiable, indica que estamos comprando en un sitio confiable y que tienen interés sincero por la satisfacción del cliente. Ahora siempre es requisito que cumplamos con las fechas y condiciones que el sitio nos pide, en este caso que los zapatos sean enviados para solicitar el cambio no después de los 10 días posteriores de la compra, obviaremos la parte de que no tienen que estar desgastados al hacer la devolución.

Revisemos el caso de que hicimos la compra en una página deshonesta, y efectivamente hicimos un pago con nuestra tarjeta y el producto nunca llego a nuestras manos, no tuvimos respuesta de parte del sitio y básicamente nos sentimos estafados, aquí es donde la réplica entra en acción.

Esto es marcar al banco emisor (con el que hicimos el pago de la tarjeta) exponer la situación y desconocer el cargo, con el cual ellos procederán a hacer un contracargo es decir te regresaran el dinero, hasta que la pagina compruebe que en realidad te enviaron el artículo.

Es una medida radical para alcanzar confianza en el consumidor, sin embargo ojo que se ha convertido también en una práctica desleal por parte de usuarios estafadores que buscan adquirir artículos y después cancelar pagos lo que al final de una investigación y pruebas presentadas por el sitio te pueden llevar a estar en problemas con la ley por prácticas de estafa, recordemos esta es una medida de prevención y debe de ser usada con honestidad y en ejercicio de la verdad.

Por todos los medios te recomendamos evites ponerte en una situación como la anterior teniendo precaución tomando en cuenta que siempre estés en un sitio seguro antes de hacer la compra, para esto hay elementos que aumentaran la seguridad como los son los certificados de seguridad (en el buscador aparecerá un candado verde antes de la dirección web de un sitio), los métodos de pagos sean de proveedores conocidos así como que cuente con algún sello oficial de socio AMIPCI.

Cuando una página cuenta con proveedores como FEDEX, ESTAFETA, DHL para sus envíos es una señal excelente, así como si tienen un módulo de pago oficial de PAYPAL, PAY U, OXXO, SANTANDER, BANORTE, BANAMEX y demás bancos con un respaldo sólido, todo esto tiene un razón de ser y es que todas estas instituciones piden requisitos de validación para proveer sus servicios a un sitio web desde direcciones fiscales hasta referencias de sus empleados, lo cual al estar en operación con el sitio nos indica que han cumplido esta serie de requerimientos.

¿Pero qué pasa si no cuento con una tarjeta de crédito o débito?

Todo mundo debería tener una, en verdad si no cuentas aun con algo de este estilo es un foco amarillo de que estamos algo desactualizados en un mundo de dinero digital, reputación crediticia, y referencias bancarias, pero no es el final del mundo y tampoco de tus compras por internet , ya que los sitios web y instituciones de la industria conocen perfectamente que no todos los mexicanos contamos un plástico para pagar, entonces se han adaptado métodos físicos de pago con grados de dificultad prácticamente nulos.

OXXO: Así es, hasta estas tiendas abarroteras cuentan ya con este servicio sin embrago el proceso comienza mucho antes de llegar a la tienda. Cuando estamos haciendo una compra (en una página que cuente con este tipo de pago por supuesto) y elijamos opción “Pago con OXXO” se nos enviara una ficha al correo registrado, esto quiere decir que el sitio no aceptara el pago y no enviara el articulo hasta que esta ficha sea pagada en caja, por lo consiguiente hay que imprimir el documento que es solo un código de barras el cual se escanea y nos cobrara el total del articulo más 9 pesos de comisión por el servicio, al pagarlo recomendamos guardar el ticket.

Nota: Solo se acepta pago en efectivo.

DEPOSITO BANCARIO: Funciona de la misma manera que el oxxo (pagar en físico) aunque en esta opción no es necesario imprimir ninguna hoja al igual solo podríamos escribir los datos de cuenta, banco, numero de referencia y monto total de la operación, todo estos datos se nos tienen que proporcionar al escoger la opción “Pagar por deposito” al momento que estamos confirmando nuestra compra.

Ahora conoces otras opciones para hacer tu pago en efectivo, cabe mencionar que hay más cadenas que comienzan a proporcionar el servicio como Farmacias del ahorro, Benavides, Extra y un sin número que seguirán agregándose.

¿Y qué pasa con mis datos bancarios al hacer compras por internet ?

Esta pregunta me recuerda una anécdota muy simpática, una tarde un amigo decide confesarme que ha hecho una compra por internet pero que estaba muy preocupado ya que él esperaba que el programador del sitio fuera una persona confiable ya que había hecho el pago con una tarjeta de crédito a su nombre, cabe mencionar que reí un poco pero al ver su angustia dibujada en su rostro me incorpore rápidamente a explicarle porque era absurda su paranoia.

Le explique muy pacientemente que no funcionaba así, básicamente el hombre no tiene nada que ver con los pagos, procedí a acortar los tecnicismos los cuales planteare aquí mismo.

Cuando uno paga electrónicamente en una plataforma en línea en realidad lo están haciendo a través de un módulo de pago llámense PayPal, Bnacario, Pay u entre otros los cuales son los receptores de la información financiera de la tarjeta y son los encargados de procesar el cobro de manera que la pagina solo hace el papel de ser una plataforma ajena de poseer la información del usuario y mucho menos tiene la capacidad de tramitar cobros ella misma.

Por lo cual el equipo técnico de la página es ajeno a los cobros que se hayan efectuado por estos módulos.

En resumen podríamos concluir que aunque si hay ciertos puntos de cuidado, se pueden reducir mucho las posibilidades de un momento bochornoso en el que nos veamos defraudados sin nuestra mercancía siempre y cuando tengamos en cuenta los puntos de cuidado que revisamos anteriormente como lo son los sellos, certificados, partners y garantías que ofrece un sitio de venta, con todo esto nos deja pensando que como consumidores tenemos muchas herramientas a favor y que muy al contrario de lo que se pensaba más bien los vendedores en línea tienen más riesgo en una compra que nosotros.

Felices compras por internet!